« Home | La mayoría de las personas son otras personasSus p... » | Espero curarme de tí » | Instrucciones para dar cuerda al reloj » | Una canción... » | Si me abrazas Mi corazón se va contigo Descosido ... » | Incógnita » | El Recurso » | Amor 77 » | Cuadrilla » | Cuento de Horror »

En el Mar

Sin premeditación, colocó con esfuerzo su corazón de enamorado dentro de una botella y la lanzó al mar. Después se quedó sentado sobre la orilla y contempló el atardecer mientras se preguntaba en qué parte del océano estaría en ese justo instante.

Al anochecer se marchó más vacío de lo que llegó pero aquella había sido una decisión vital: su corazón marinero se ahogaba dentro de su cuerpo de secano. Y lo arrancó de cuajo porque aquella situación le hacía perder la cabeza.



María Coca.

Siempre sabrá donde está su corazón: latiendo bajo el pecho de una sirena que sale del agua al anochecer. Flotando en el mar de su dolor. Entre las olas del cuerpo leve que tantas veces lo acunó antes de que la demencia revestida de cordura acabara con su latir.

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Cordura y amor no es buena combinación.

Tal vez el final de la historia sea como tú la dibujas. O tal vez la balanza condenó el amor a galeras. En cualquier caso, gracias por tus palabras.

Palabras entrañables de tu suave pluma Sara.
Un instante, el del hombre despojado, que prentende perdurar en la eternidad de un mar tan profundo y efímero cómo el olvido.
Querer permanecer y expandirse.
El deseo de los tontos, el fracaso de todos...

Gracias por tu comentario, Usher. En el mar todo fluye y todo permanece.

.. nunca tenemos que desprendernos de nuestro corazón de marinero.. ¿no?..

Nunca.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)