« Home | Ángeles y Demonios » | Transformación » | Amores que Matan » | Desorden » | Microficción » | Mala suerte » | Antojo » | Deseo » | La Celebración » | Sin Alas »

Escepticismo



De tanto decir que le quería, ya no la creía. Y después de perder la fe en ella, la perdió en él.

Se aferró a los hechos y tocó madera sobre la realidad pero todas las noches volaba hacia ella; la que le repitió que le quería, imaginando que se lo dijo seguramente porque no le conocía.





María Coca.



A veces parece cierto lo que nos sucede, como si lo viveramos en realidad.
Aquí me tienes desencajado esperando que me digas otra vez que puede ser.

Que puede ser qué? Lo siento, Andrés, no comprendo tu comentario. Gracias de todas formas.

El amor no es cuestión de creencia.

Enganchas con tu espuma..."en la orillita de tu mar un corazón flota,échale tu caña de pescar maría coca y no lo dejes ahogar".
Besossss.

gracias mar�a, aqu� te dejo un trozo de mi "eso" en esta calurosa tarde de julio;
odio el verano.

"Dame tu libertad.
No quiero tu fatiga,
no, ni tus hojas secas,
tu sue�o, ojos cerrados.
Ven a m� desde ti,
no desde tu cansancio
de ti. Quiero sentirla.
Tu libertad me trae,
igual que un viento universal,
un olor de maderas
remotas de tus muebles,
una bandada de visiones
que t� ve�as
cuando en el colmo de tu libertad
cerrabas ya los ojos.
�Qu� hermosa t� libre y en pie!
Si t� me das tu libertad me das tus a�os
blancos, limpios y agudos como dientes,
me das el tiempo en que t� la gozabas.
Quiero sentirla como siente el agua
del puerto, pensativa,
en las quillas inm�viles
el alta mar. La turbulencia sacra.
Sentirla,
vuelo parado,
igual que en sosegado soto
siente la rama
donde el ave se posa
el ardor de volar, la lucha terca
contra las dimensiones en azul.
Desc�nsala hoy en m� la gozar�
con un temblor de hoja en que se paran
gotas del cielo al suelo.
La quiero
para soltarla, solamente.
No tengo c�rcel para ti en mi ser.
Tu libertad te guarda para m�.
La soltar� otra vez, y por el cielo,
por el mar, por el tiempo,
ver� c�mo se marcha hacia su sino.
Si su sino soy yo, te est� esperando."

Pedro Salinas

Los "tequieros" son armas de doble filo...

Besos, María Coca. Un placer leerte.

La verdad, no sé que es mejor si la foto o el relatillo...ummmm, tendré que decidirme...

+++Besos.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)