« Home | Sin Alas » | En venta » | Crisis de Identidad » | Aforismo » | Boceto » | Tic Tac » | Instancia » | Amor » | Explosión » | El Sacerdote »

La Celebración

Del vino blanco se pasó al tinto sin contemplaciones. Su problema con la bebida era el menor de sus problemas. Había decidido celebrar su cumpleaños con todos los años vividos y allí se encontraba, contemplándolos uno a uno entre trago y trago.

Los infantiles metían sus dedos en la tarta y chillaban sin cesar mientras que los adolescentes escribían versos absurdos en las servilletas. Él los miraba tratando de hallar un hilo de conexión con ellos, pero no logró reconocerse en ninguno de sus años pasados. Y cuando llegó la hora de soplar las velas, todos se evaporaron dejándolo sólo con un extraño que acababa de llegar, con el que al menos le unía una gran borrachera.


María Coca.

No sé si felicitarte tan sólo por tan original relato, o por algo más... por si acaso, y de todos modos: felicidades!

Besines!

Sólo con un extraño...
Incluso si los años nos dejan...
¿Qué será de nosotros?

Saludos

Muy bueno tu post, muy pero que muy bueno. Felicidades.

Mmmm, me haces pensar, a veces me parecen tan lejanos los días pasados, tan extraños, como si no hubiera sido yo quien estuvo en la fotografía...
de todas formas salud! un abrazo

.. me ha parecido muy original la idea de "celebrar su cumpleaños con todos los años vividos".. me ha gustado..

.. un beso desde mis colinas..

Los amigos/as de borrachera son ya para toda la vida. Y la familia...eso ya es otra cosa.

Buen, buenísimo relato.

Besos por ello y por nuestro cava -auténtico.

jahh

Los cumpleaños tienen algo de trágico... no sabes si cuentas o descuentas, por eso mejor pasarlos cuanto antes y olvidarse del asunto.

Si los años se esfumaran tan fácilmente no tendría sentido celebrar cumpleaños. Aún no ha llegado el mío pero sentarse con todos debe ser al menos un espectáculo.

Besos a todos desde mi orilla.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)