« Home | Palabras gastadas » | Obsesión » | Escepticismo » | Ángeles y Demonios » | Transformación » | Amores que Matan » | Desorden » | Microficción » | Mala suerte » | Antojo »

Reflexión Forestal


Caerse de un guindo no es mucho mejor que caerse de un ciprés. Ocurre que los cipreses creen en Dios y los guindos no. También sucede que entre ellos el tamaño sí importa. Y puestos a comparar nada tienen en común, salvo que todos nos caemos de un guindo alguna vez antes de descansar para siempre a la sombra de un ciprés.


María Coca.

El ciprés enrostra la muerte de modo tan cotidiano que no tiene otra opción para la subsistencia que la Fe... y los guindos llevan el germen de la sonrisa de los niños grabado en sus raíces, ¿para qué necesitarían aferrarse a algo más que la algarabía regalada de las carcajadas infantiles?
Muy bella reflexión.

A veces tienes unas cosas increíbles, eh mocita?

felicidades, y sigue con tu luz
iluminándonos.

caerse a menudo de un guindo te enseña que es mejor descansar en su sombra que asolearse en sus ramas

Me a gustado lo que he visto y sentido por esta tasca...volveré!

un beso

Pobre cipres.. abocado a ser un lobrego destino.
Pobre guindo.. abocado a ser la conjura de los tontos.

Pobre del hombre que designa esos destinos para la flora.

Me gustó tu reflexión.. muy buena


Un abrazo

Mallén: Tu reflexión sí que es bella. Besos y bienvenida a este lugar entre la luna y el mar.
Marcos: Me alegra saber que te ha gustado. Besos de luz.
G-Russo: Buen comentario. Gracias y bienvenido.
Joan: Vuelve que siempre habrá otra ronda esperándote.
Insomne: Gracias por tus palabras y por tu visita. Besos desde mi orilla.

Una maravilla de foto!! bonita sombra!!!

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)