« Home | Fe Verdadera o falsa » | Amor onírico » | Eternidad no buscada » | Incomprensión » | Máscaras » | Felicidad » | Autoengaño » | En busca del tiempo perdido » | La Herencia » | A tu lado »

Cometa



Soy una cometa en tus manos
que se eleva con el brillo de tus ojos
cruza montañas sobre tu piel
y tras volar entre tus labios
cae siempre a tus pies






María Coca

Imagen: C. Carpier

Buen texto, las fotos del blog no se si las tomas tu, no obstante un buen blog.Saludos

no séporqué intuía el final.. y estaba pensando ponerte: cuidado con las ráfagas de viento!...
aún así... cuidado con las ráfagas de viento!
besos

INSUMISIÓN!!!. Nada de caer a los pies de nadie. No a la sumisión: hay que seguir volando la cometa. Con su piel y por encima de ella.
Faltaría...

Besos de Ron, María

PD. Precioso el texto, me ha encantado. Esta vez, sí.

que hermosos versos maria coca!!! si todos los cometas fueran así pues yo me convertiria en cielo para refugiarlos en mi.
espero visites mi blog y sigamos en contacto...
besos del poeta de los montes...
nico bérqui
argentina

Hermoso, mucho!

Ojala pudiera expresar lo que siento en la piel, lo que provoca en mis celulas leer tan bonito!

Gracias, Maria, de verdad en un gran placer.

Besotes.
Gaby

Si leo entre líneas podría decir que me gusta lo que dices, sin embargo, en la primera lectura se me ha encogido el estómago...

Eso es la poesía, no siemrpe tiene que ser bello lo que se explica.

Mmmmmm... a mí alguna vez me hicieron sentir como una mariposa, no como a un volantín (así le decimos en mi país a los cometas). Por muy mariposa, ser vivo e independiente, igual terminé a sus pies.
Habrá que buscar el término medio, no?
Besos!!!!!

le foto che hai nel tuo blog sono fantastiche
saluti

generalmente las mujeres solemos ser como los cometas....

Me gusta esa imagen de volar entre los labios y el caer a un abismo (por ejemplo) Desde la interpretación, como recorrido sensual/erótico no deja de ser un viaje apasionante (ese que va de las manos a los pies). La otra lectura, esa de la sumisión, no es de mi agrado. Sí que lo es la presencia de la ambigüedad, valor que siempre enriquece...
Gracias

entre para tomarme algo tranquilo en tu tasca y encontré intranquilidad, ponme algo por favor. Saludos brujos

Aire soy al aire...

Te equivocas.. yo siempre estaré mas abajo ;) jejeje.

Un beso prima

Pd. quien tubiese ese aire que respiras tan cerca para caer a tus pies :)

las coincidencias de la vida, una constante fuente de sorpresa y admiracion, se hicieron mias hoy al leer este tu tan bello retazo.
Justo habia yo escrito lo siguiente momentos antes de leerlo.
"Recordó que en el momento exacto en que había alzado la mirada pasó una estrella fugaz y que el estremecimiento causado por el desgarrado desenfreno de sus sollozos se detuvo casi instantáneamente. Después de todo, pedir un deseo era una respuesta lógica, un camino moderadamente iluminado, y deseo con absoluto fervor y máximo secreto condenar al olvido la esperanza de volver a verlo."
y la sonrisa que me dibujo la coincidencia, pues sigue ahi.
saludos!

Que bueno!!!, es perfecto y hermoso, que metáforas tan bonitas.

Me ha encantado.

Besos.

Te he imaginado tan feli ahí arriba acariciada por la nubes y el aire, que por un instante he querido ser cometa, hasta que he recordado que tengo vértigo...(aunque tenga alas...soy contradictoria...jejeje)

Besos

Sólo una mujer enamorada puede escribir estos versos...
Enhorabuena, linda
Hermoso todo tu blog: síntesis y profundidad... te frecuentaré!
Cariños desde Bs as

PD: Tienes café caliente esperándote en mi blog...

Que hermosa imagen... todo arte, todo sensualidad..
gracias por lo que dices siemrpre.
Roberto

sos mi cometa que danza
en el viento contenta, fantastica
te miro en cielo radiante
y te espero en el suelo espectante
caricias del viento en tu pelo
tu aliento en mi boca mi anhelo.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)