« Home | Cometa » | Fe Verdadera o falsa » | Amor onírico » | Eternidad no buscada » | Incomprensión » | Máscaras » | Felicidad » | Autoengaño » | En busca del tiempo perdido » | La Herencia »

Los excesos pasan factura

De tanto escribir con el corazón en la mano la sangre se le volvió tinta. Y su sangre azul le facilitó llegar hasta una joven duquesa de la que se enamoró y para quien escribía con mayor profusión versos con dolor.

Finalmente, al cabo de quinientos sonetos y una anemia sin diagnóstico lógico terminaron por anunciar el compromiso oficial. Sin embargo, cuando fue a firmar su nueva situación civil colmado de felicidad, la estilográfica vomitó sus últimas gotas de vida y allí sin más falleció destintado.


María Coca.

.. me imagino que el resultado de la autopsia sería Parker o Waterman..
.. besos Maria..

Jo María.

Tienes razón.

Alucino.

Sigo alucinando.

Un beso.

Cojo prestadas las palabras de torosalvaje, me parecen idóneas... tus escritos nos pasaran factura, jajajaja

Jo María.

Tienes razón.

Alucino.

Sigo alucinando.

Un beso.
Otro beso.

Vaya, María que tus palabras tienen......ALUCINOGENO?!?!?

Pera que si además son excelentes.

Besotes, muchos.
Gaby

Brillante historia de ardua resolución. Cuidado con el azul de tu blog.
Yo diría que más que los excesos, es la sangre azul la que le pasó factura. Falleció destintado por abusar de un privilegio que nadie le otorgó.
Moraleja: es muy peligroso actuar creyendo que somos lo que no somos.
(siempre sorprende lo que otros ven en lo que uno escribe)
Saludos de Peter.

Pudiera interpretar que se trata de una muerte metafórica, de ésas en la que uno deja de vivir cuando por arte de birloque habitas en el mundo oficial de la felicidad con compromiso oficial y todo. Pudiera ser que el destino, caprichoso, trágico y que no entiende de contemplaciones, apaleara brutalmente al susodicho interfecto. La mala suerte en ambos casos es patente.
Gracias.

Amar hasta dejarse la última gota de sangre. Poco importa que sea azul o roja. El último suspiro siempre se lo lleva el amor.

Impresionante e increíblemente bello.
Estás que te sales con tanto Ron en la sangre...jajajaja.
Besos de sangre untada en ron y cava.

jahh

Uy que susto!! menos mal.. yo sigo teniendo la sangre roja.. de un rojo fuerte pero.. rojo al fin y al cabo.

Por un momento crei que saldría negra como la tinta..

ahh.. no.. espera que mire un poco mas abajo, ya he encontrado mi alma, pero no sé definirte el color puesto que cambia segun la latitud de tus palabras :)

Pd. Pirata otra copita de Ron? y si es añejo mejor que mejor. Un beso prima

Maria, excelentes cosas las que escribes...Claras, profundas, fundamentales, y....Las imágenes....¡que belleza de fotografía¡

No cabe duda, uno aprende todos los días en todos lados..
Deberias de publicar cosas como estas.. sería muy bueno para todos.
Pondré tu blog en mis Links.
Gracias
Roberto, desde México

su vida fue el camino, y no la meta!

Resalta la importancia de valorar el camino, en vez de querer sólo llegar al objetivo...

Me gusta leer entre las líneas de tus textos ;P

bikos dulce María

He de reconocer que no he entendido nada de la historia -además de que hoy tengo la cabeza especialmete embotada- pero el conjunto y su lectura me ha transmitido una sensación de algo que no llegaba a entender pero que estaba bien...

y que viva tu originalidad y la buena tinta...

Querida, querida... como siempre.
Un beso de ultramar.

Escribió versos con el pulso azuloscuro. Dividido entre dos fluidos. Cayó al suelo,atemporal, ensangrentado, sin dolor. Supo que era un poeta sin destino.

Por más dulce que sean las palabras, nadie puede defender sus cuerpo de la realidad. Un abrazo grandote...

Eso se saca por casarse con amor.

Definitivamente te agrego a mis favoritos. Qué pluma mujer!!!
Yendo al tema, decía un profesor que tuve hace unos años: "fundirse la piel a besos, hasta juntarse las almas, hacer el amor es eso, lo demás es gimnasia"
Una maravilla cómo escribes

Un hermoso e imaginativo cuento con final infeliz. Me pregunto qué sería de la viudita.

Besos.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)