jueves

En el Mar

Sin premeditación, colocó con esfuerzo su corazón de enamorado dentro de una botella y la lanzó al mar. Después se quedó sentado sobre la orilla y contempló el atardecer mientras se preguntaba en qué parte del océano estaría en ese justo instante.

Al anochecer se marchó más vacío de lo que llegó pero aquella había sido una decisión vital: su corazón marinero se ahogaba dentro de su cuerpo de secano. Y lo arrancó de cuajo porque aquella situación le hacía perder la cabeza.



María Coca.




La mayoría de las personas
son otras personas
Sus pensamientos los de otros
Sus vidas una imitación
Sus pasiones una cita

Oscar Wilde

lunes

Espero curarme de tí

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se pueden reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: "qué calor hace", "dame agua", "¿sabes manejar?,"se hizo de noche"... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero".) Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Jaime Sabines.

viernes

Instrucciones para dar cuerda al reloj

Allá en el fondo está la muerte, pero no tenga miedo. Sujete el reloj con una mano, tome con dos dedos la llave de la cuerda, remóntela suavemente. Ahora se abre otro plazo, los árboles despliegan sus hojas, las barcas corren regatas, el tiempo como un abanico se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire, las brisas de la tierra, la sombra de una mujer, el perfume del pan.

¿Qué más quiere, qué más quiere? Átelo pronto a su muñeca, déjelo latir en libertad, imítelo anhelante. El miedo herrumbra las áncoras, cada cosa que pudo alcanzarse y fue olvidada va corroyendo las venas del reloj, gangrenando la fría sangre de sus pequeños rubíes. Y allá en el fondo está la muerte si no corremos y llegamos antes y comprendemos que ya no importa.

Julio Cortázar.

jueves

Una canción...

La letra de esta canción de Presuntos Implicados siempre ha sido una de mis preferidas. Desborda dulzura, melancolía, pasión...



La Flor de la Mañana

Eran sólo dos extraños
concediendose deseos
como dos enamorados.
Que vaciaron sus manos
de desengaños y miedos
y de afecto las llenaron.

Calmaron con fresas su hambre,
con vino su sed,
y el frio, con su calor.
Y el sueño venció.
La mañana volvió
y pensaron los dos:
"Que habrá tras tu mirada,
que tanto oculta y tanto da.
Vuelve a la cama a soñar,
que, amor que mucho piensa,
verás como comienza;
y entontes pronto acabará.
La flor de la mañana hoy
sembraste en mi ventana
fingiendo que fingías
que me amabas".

Y prometieron locuras,
y cumplieron las promesas,
y se derramó ternura.
Y confundieron sus cuerpos
en un solo abrazo largo;
como dos enamorados.
Calmaron con fresas su hambre,
con vino su sed,
y el frio, con su calor.
Y el sueño venció.
La mañana volvió
y pensaron los dos:
"Que habrá tras tu mirada,
que tanto oculta y tanto da.
Vuelve a la cama a soñar,
que, amor que mucho piensa,
verás como comienza;
y entontes pronto acabará.
La flor de la mañana hoy
sembraste en mi ventana
fingiendo que fingías
que me amabas".

Letra y Música: Nacho Mañó

miércoles

Si me abrazas
Mi corazón se va contigo
Descosido

María Coca.

Incógnita


Una persona es lo que cree ser, lo que los demás opinan que es y
lo que realmente es. Desde esta perspectiva,
no se pudo averiguar quién cometió el asesinato.
Carmen Peire.

lunes

El Recurso

Y ocurrió lo que no tenía que ocurrir: en medio de la felicidad surgió un descosido y la tristeza se asomó por el hueco. Buscó hilo para coser el trozo roto pero al clavar la aguja la tela sangró. Por eso no quiso seguir supurando la herida, por miedo a desangrarse.

Buscó soluciones de paso mientras la tristeza se hacía más ancha cada vez. Pensó en colocar encima un adhesivo pero no podría soportar que todos los que le vieran notaran el desperfecto. Así que se quitó la prenda y se marchó desnudo mostrando su piel arrugada por los años y las cicatrices. No le importó. De hecho, todo recurso era escaso para huir de la tristeza.


María Coca.

viernes

Amor 77


Y después de hacer todo lo que hacen,
se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten,
y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

Julio Cortázar.

jueves

Cuadrilla



Joao amaba a Teresa que amaba a Raimundo
que amaba a María que amaba a Joaquín que amaba a Lilí que no amaba a nadie.

Joao se fue a Estados Unidos, Teresa al convento,
Raimundo murió en un accidente, María se quedó soltera, Joaquín se suicidó y Lilí se casó con J. Pinto Fernández, que no había entrado en esta historia.

Carlos Drummond de Andrade.

Cuento de Horror

La mujer que amé se ha convertido en fantasma.
Yo soy el lugar de las apariciones.



Juan José Arreola.

martes

Falsedad

Es falso que el recuerdo
sea la vida.
La vida es otra cosa
más retorcida.

Felipe Benítez reyes

lunes

Tierra


Lo cierto y verdad es que después de todo le quería. Sin fundamento ni razón alguna. Sabía que en su mente se arremolinaban los pretextos para desnudar de lógica tal afecto pero su corazón bombeaba botes salvavidas que impedían que su amor se hundiera. Siempre le había gustado vivir entre la realidad y el deseo.

Una mañana avistó tierra desde su posición en el océano. Fue entonces cuando su mente se llenó de razonamientos para ser feliz. Dejó de lanzar botes salvavidas y se imaginó pisando la playa, contento y satisfecho. Poco después, se dio cuenta de que se había quedado sin botes salvavidas para salir de allí, donde quiera que estuviera.

María Coca.

viernes

Un deseo







Quiero que tu cuerpo
se rinda a mi invasión
y que ondee mi alma
en tu corazón.


María Coca.

Teoría de los conjuntos

Cada cuerpo tiene
su armonía y
su desarmonía.

En algunos casos
la suma de armonías
puede ser casiempalagosa

En otros
el conjunto
de desarmonías
produce algo mejor
que la belleza.

Mario Benedetti.

martes

Esperar es sólo el comienzo.
Lo inesperado es lo que nos cambia la vida.


Con los sentimientos en carne viva
y las ganas colgadas de la pared
me levanto como me acuesto
nadando en círculos
una y otra vez


María Coca.

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)