« Home | De vuelta » | Prismas » | En las nubes » | Incertidumbres » | Imágenes » | Leyes Universales » | En busca de la infelicidad » | Caos visceral » | El voyeur » | El viajero »

Vidas geométricas

Su vida tenía forma de círculo concéntrico. A los diez años se dio cuenta y a los veinte, por vencido. Hiciera lo que hiciera siempre regresaba al mismo punto.

Cada día hacía lo mismo de siempre, por lo que poco a poco fue perdiendo interés en el porvenir. Su única certeza era su rutina. Sin embargo, justo cuando más seguro estaba de que siempre caminaría en círculos, lo sacaron de aquel circo para arar un campo en línea recta.


María Coca

Conocería tu forma de escribir en cualquier sitio, es inconfundible, me fascina.

Besos.

A veces es difícil dejar las rutinas, pero merece la pena intentarlo. Bonita metáfora de la vida, como todos tus post. Un beso, María

Cuando no conocemos nuestro lugar, cuando la vida no nos muestra lo suficiente para reconocerlo, nada nos atrapa ni nos enamora... hasta que un día, algunos hasta por accidente descubrimos cual era nuestro objetivo en el mundo y todo cambia color.
Un bello relato.

me encanta cómo juegas con las palabras... una clase de geometría poética aplicada... desmontas y construyes de forma maravillosa

un beso

Wow! Como siempre es una maravilla lo que escribes. Me gusta el concepto de vidas geométricas… en todo caso la mía es una espiral, no regreso nunca al mismo lugar, pero si vivo experiencias muy similares, en ciclos muy parecidos… en sí, creo que la historia es una espiral… no tiene principio… y nunca terminara… Muchos besos hasta Sevilla! Esa orilla maravillosa del otro lado del Atlántico…

Vaya suerte! Ya me gustaría a mí poder arar en línea recta.

Tal vez algún día...

Un beso.

Lo que confirma la validez de esto que algunos llaman vivir, es decir ser pasto de la incertidumbre, al presente más inmediato y del viento caprichoso que nunca se sabe de que lado va a soplar. Cierto es también que ese "lo sacaron" puede representan la negación de ese yo, de esa proyección, es decir un ente sin libertad. Sea como sea, vivir no es más que un regreso a un mismo punto salpicado, y ahí está la gracia, de incertidumbre y de viento que sopla.

Saludos

Si tratamos de explicar el mito del eterno retorno, lo normal es fracasar en el intento: Bon, la física y los átomos, Nietzsche, la hipótesis filosófica y las fuerzas opuestas, Blanqui, el comunismo y los cuerpos simples, Borges, la literatura en exceso y las variaciones del nombre.
En fin, afortunadamente, tu personaje quiere remover la tierra, desenterrar el misterio de la repetición. No sé si lo ha logrado o si más bien anda atareado buscando el camino más corto entre dos puntos.

Un saludo María.

Ojalá haya aprovechado la oprtunidad de hacer algo diferente. Así es la vida y hay muchas gentes encerradas en su túnel, el cada uno crea, sin abrir una ventana que le permita comunicarse al exterior....
El cambio es bueno en este caso que escribes.

Un beso
Roberto

sucede que a veces...le irá bien un cambio...

:)

El acostumbrarse a lo circular... el no saber adaptarse a la recta... ese es el problema, la adaptación que nos marea aunque sea recta.
HERMOSOOOOOOOOOOOOO!

... y el se decía:
caminaré en linea recta
llegaré a las antípodas
y desde allí redondearé
la tierra.
Por fin volveré a casa.


beso

Entonces después de todo finalmente salió de la rutina...Por eso hay que decir que nada es definitivo y no sabemos realmente lo que somos. El círculo representa para muchas culturas al infinito, y eso somos nosotros algo tan impreciso como lo que no vemos: el infinito.
Un abrazo amiga, cómo da gusto leer tus parábolas...

Bienvenido a mi morada. Entre libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae

Buenos días Maria. No sé si comprarás el País. Están pidiendo microrrelatos para este verano. Ahora no tengo la dire, pero esta noche cuando venga del curre, la busco y te la traigo.
Un beso... te publicarían de calle

¿Quién no ha tenido esa sensación?

Continuo bucle de repeticiones, una y otra vez, una y otra vez...

y el día menos pensado, cuando todo se rompe en mil pedazos, hay que volver a inventar todo.

Un beso!

Hola María,estupendo tu relato,en cierto modo me vi reflejado een ese relato,porque cuando navego no sabes lo difícil que se hace ir en línea reta t muchas veces se vuel al lugar de partida.
Un fuerte abrazo.

.. se volvería medio loco.. somos animalicos de costumbres.. pero seguro que si pudo controlar ese primer impacto de locura, pudo llegar a ser un hombre afortunado, como yo cuando me pego dos tragos en esta Tasca..
.. besos repetitivos, María..

Vamos en circulos, día tras día, hasta que nos atrevemos a ir en línea recta, entonces el miedo a lo desconocido, el temor a lo inesperado, nos recuerda la seguridad de esos círculos tan odiados.

Me encantó.

Prefiero la órbita errática del cometa perdido, la línea recta es un invento de los humanos, en la naturaleza no existe.
Un abrazo.

La vida te da sorpresas aunque sea de geometría plana.

Ir en círculos, en línea recta o en zig zag; a final de cuentas es seguir un patrón.

Buen post... Un saludo.

DEDOS QUIETOS

El destino nos da las cartas y a nosotros nos toca jugarlas...así que creo que la rutina esta enfunción de las cartas que juguemos.
Un saludo

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)