« Home | Rendición » | Primer amor » | Responsabilidades » | Jardín erótico » | Despotismo ilustrado » | Recuerdos imaginados » | Vidas geométricas » | De vuelta » | Prismas » | En las nubes »

Expediente X

Cuando su espejo se enamoró de él, se dio cuenta de que tenía un problema de narcisismo. No le importó. A diferencia de la mayoría, se quería demasiado. Y ver su reflejo en el espejo simbolizaba la felicidad más absoluta.

Consciente de su egocentrismo, colocó un espejo en cada estancia de su casa pero pronto la imagen del salón empezó a tener celos de la del dormitorio. Y la del cuarto de baño de la del pasillo hasta que ocurrió lo inevitable. Desde entonces, nadie lo ha vuelto a ver.



María Coca

Imagen: Fernando Fortes

los espejos son siempre rotos, fragmentos de aquel único que en algún momento ofrecía un solo reflejo... los narcisistas fueron los primeros en darse cuenta del descubrimiento... también fueron los primeros en desaparecer

un beso

Jajajajja, estaba leyendo y pensaba, "a ver si le pillo el final", y noooooo, grrrrrrrrrr, no hubiera sabido como acabarlo y siempre, siempre, siempre me sorprende agradablemente el latigazo final que le da sentido a todo.

GENIAAAAAAAAA!!!!!!!!!


Besos.

me encanto! en pocas palabras nos delitas de un gran historia y nos dejas materia a reflexion.

me encanto! en pocas palabras nos delitas de un gran historia y nos dejas materia a reflexion.

muy bueno...

creo que conozco a un par que podría pasarles esto cualquier día! jaja

besito

.. seguro que se evaporó.. con el calor que hace y encima tanto cristal reflejando destellos.. eso deja ciego al más pintao..
.. un besito fresco, María, para pasar estos días de calores por las españas..

¡Lo han secuestrado! jajajaja reitero algún comentario anterior y tomo las palabras de los comentaristas que me preceden... siempre logras sorprender con el final!

Como ya te han dicho en los comentarios anteriores, manejas muy bien los finales, incluso de forma brillante, algo imprescindible en un micro, para lograr el efecto deseado.
Un beso.

Tienes una buena colección de microrrelatos. No dejes la costumbre, que te llevará lejos.

Hay pocos objetos -personalizándolos- más crueles y vengativos que un espejo.
Un precioso relato, María.

Me ha fascinado ese surrealismo tan inteligente.
Un post maravilloso.

Por más espejos que pongo nunca desaparezco, tampoco andan a gusto conmigo.
Saludos.

Prescindiendo del tema de Narciso y de los celos, qué difícil resulta para muchas personas mirarse en un espejo a los ojos y mantener la mirada.

Saludos.

Un texto muy interesante. También se dan los casos opuestos, que las personas se odien a sí mismas y el resultado no es peor. Saludos cordiales.

Alguna de ellas, no soportó mas y se lo tragó, algo asi...

Saludos ♥

M.

El egocentrismo nos lleva a cometer los mas grandes errores....

Buen relato, María, el giro final me ha gustado... Entre nosotros: ¿quién era más egocéntrico, él o sus reflejos? Un besote, Javier

Inmesas palabras llenas de fuerza y de sentimiento y de mucha verdad.
El espejo puede ser cierto o incierto dependiendo del dia que lo miremos...

besotes de esta peke

Una genialidad, me encanto!!!

Besos intergalacticos.

Engullido por su propia imagen...
un abrazo grande!

Felicidades por el sitio
Llego a el por pura coincidencia y me ha encantado encontrarte.
Frescura y talento.
Un Beso.

Al igual que damian he llegado por una coincidencia de mar. Es como leer una historia para cada noche... por hoy.. me llevo la siguiente:

"Ella le entregó su corazón desmadejado una tarde a finales de otoño. Él se lo guardó en el bolsillo del pantalón orgulloso pero sin saber qué haría con él. Le pesaba demasiado. Apenas podía caminar sin sentir la carga y a cada paso, sus huellas se hacían más y más profundas. No podía continuar así. Aquella víscera terminaría por enterrarlo y decidió esconderla en alguna parte. Un sitio seguro, a salvo de todo y de todos: un enclave único y especial.


A día de hoy, ella sigue sin corazón y él descorazonado tras olvidar el lugar donde lo guardó"... M.C

Sencillamente hermoso.

Un abrazo.

Anna.

Qué ironía en tan pocas palabras. Eres genial, María, muy buen micro. Un beso

!Que buen juego este con los espejos! esos que también a mi me persiguen. Un abrazo

M.C.,mira que tengo espejos en mi casa y nunca tuve la suerte de poder desaparecer,la verdad que me gustaría hacerlo y en especial para no volver.Sabes una cosa que he estado pensando,hasta creo que nadie se daría cuenta.
Te dejo un abrazo.

M.C.,mira que tengo espejos en mi casa y nunca tuve la suerte de poder desaparecer,la verdad que me gustaría hacerlo y en especial para no volver.Sabes una cosa que he estado pensando,hasta creo que nadie se daría cuenta.
Te dejo un abrazo.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)