« Home | Primer amor » | Responsabilidades » | Jardín erótico » | Despotismo ilustrado » | Recuerdos imaginados » | Vidas geométricas » | De vuelta » | Prismas » | En las nubes » | Incertidumbres »

Rendición

Tenía el apego de vivir encadenado a la tristeza. Por eso en mitad de una carcajada, siempre se le escapaban las lágrimas.

Sin lógica ni sentido, huía de la melancolía para después buscarla cuando empezaba a echarla en falta. Y tal situación terminó por cansar tanto a la tristeza que cierto día se alejó sin más dejándolo muerto de risa.




María Coca

Como suele suceder a menudo, nunca sabemos donde encontrar el término medio, ese punto de equilibrio que nos ayude a pasar sin más el alambre fino de la vida.

Saludos

a veces los problemas más graves y complicados se deshacen en las paradojas más sutiles, desconcertantes... bellas

me rindo ante ti, María

un beso

:)

A pesar de ese hondo penar que hay en la vida, esa condición casi congénita de la tristeza, el único antídoto que tiene efecto es la risa.

Preferible morir de risa que de melancolía. A veces nos miramos demasiado el ombligo, quién pudiera controlar los ánimos... Un beso, María

Un final espléndido entonces.

Besos.

...no importa cual sea el lugar del mundo en que me encuentre, tus palabras simpre me encantan y me sorprenden gratamente...

te mando besos fresquitos, que seguro que por allí los necesitas..

La tristeza se cansa cuando empezamos a caminar, cuando recordamos que aún tenemos alas. !Un abrazo!

Espero sea el destino de todos los que viven su día a día junto a la tristeza.
Besitos!

Siento que me describís con tus palabras... y me ahogo en lágrimas.
Mil besos

Este fin de semana me he acordado de ti: cómo me hubiera gustado que salieras en los microrrelatos del país con los buenas que eres, leñe...

Así es María: describiste perfectamente a ciertas personas que hacen de su vida un mal poema, porque el optimismo y la alegría tienen peor prensa... y cuestan más esfuerzo. Escribes de puta madre querida. Un beso, Javier.

Si, meyor ahuyentar la tristeza con elevadas dosis de buen humor.
Afinado micro post.
Un refrescante beso.

Un final superoriginal, si es que no se puede vivir pegado a la tristeza con todo lo que la vida tiene para ofrecernos.

M C .,no me canso de decirlo,escribes genial amiga.
Un carino enorme.

Llega un momento en el que nos morimos de risa ante esos problemas que antes tan de cabeza nos traían... Y qué gustazo dá!!! :)

Besicos

Hola maría... muy bueno.Bsss. Como siempre.

Nos vemos.

Me voy de vacaciones, las necesito como el comer.
Gracias por haberme leído en mis blogs, por tus palabras, por haberme motivado, por estar ahí.
Un abrazo y en septiembre nos veremos
Maria no se te olvide que eres maravillosa estupenda escribiendo.
Un besazo, niña, hasta septiembre

que siempre sea la risa quien acompañe nuestros pasos..
y si, hay personas que se complacen en la tristeza...
que bueno que a tu personaje lo abandono cediendo el paso a la buena risa terapeutica!

ay, maría! siempre me encantan tus paradojas, hiladas tan tan fino...

bss

.. ¿muerto de la risa?.. seguro que le dolería la tripa.. :-) a mi me pasa..
.. a ti todo el tiempo te sienta de maravilla..
.. besotes María..

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)