« Home | Amor con espinas » | De mitos maltratados » | Cadena Perpetua » | Crimen pasional » | Sudor y lágrimas » | Inocencia vital » | Más que nadie » | La perfección no existe » | Instinto animal » | Para calmar la sed... »

Resignación

A su modo de ver, lo único malo que le confería el hecho de haber salido de un huevo era conocer su fecha de caducidad. Sabía cuándo moriría y eso le hacía vivir apresuradamente. Por eso no tenía tiempo de pensar si quiera lo triste que resultaba el hecho de carecer de recuerdos de una niñez que jamás conoció, al haber salido del cascarón siendo ya adulto.

La suya era una existencia muy particular. Pero nunca fue un hombre gallina de esos que se ocultan bajo el ala para evitar los problemas. No. Se dedicó a vivir con sus ojos de ave siempre muy abiertos dentro de aquella granja donde nunca se apagaba la luz, imaginando una y otra vez cómo podría haber sido el futuro que le hubiera gustado tener. Exactamente igual que cualquiera.

María Coca

Imagen: G. Rustchev

Estupendo, estupendo, estupendo....

Hombre del huevo
si guarda el cascarón
es Calimero...

Haiku-Beso

.. exactamente has reflejado el camino en la existencia de muchos compatriotas.. los seres humanos..
.. besos y un trago en la Tasca de María, a su salud, para echarle un guiño a la existencia y celebrar.. ¡que no decaiga!..
:-)

Somos hombres gallinas?

Ay Dios!!!

Prefiero no pensarlo.

Besos.

Puede ser algo triste no tener recuerdos de la niñez, pero haber nacido adulto le dio -tal vez- la fortaleza de vivir mirando hacia adelante disfrutando cada día en lugar de sobrevivir hacia atrás añorando lo que no regresará.
Besitos!

Magnífico relato.A pesar de nacer del huevo y de su innata condición de ave,jamas pudo remontar el vuelo que soñaba.
Besos

Gracias prima... pero no estuve ausente... estuve secuestrado.. por la vida..

como bien dices... como cualquiera.

para mi sabes que también es una alegria volver a tu vera.

Maria, buenos días.
Me has recordado cuando tuve la sensación de salir del cascaron.
La foto es impactante.
Un besote, niña

qué duro conocer la propia fecha de caducidad...admirable que viviese con ojos de ave...

besitos!

Estupendo texto. Parece que estuviera contando su vida el replicante de Blade Runner... He visto cosas que vosotros no creeríais...

hola maría. Cada vez que estoy esperando que se abra tu blog, ya me lo imagino azul... y con un relato breve e impactante, como siempre... y no me defraudó, buenísimo. La verdad que es duro saberse distinto, y con fecha de caducidad ¿no?

Bss

María, hacer el recorrido desde el nacimiento hasta la vida consumada,a traves de tu relato y tus palabras es un viaje que solo se comparan con los relatos de aquellos que con su pluma ( y no de gallina ) imprimen el el papel las mejores palabras .
Un sentimiento .

no siempre conocer tu pasado te salva la vida...
besos

Saber que la vida es tan corta, es lo que la hace especial.
Lastima que la tuviese que pasar en una granja.
Un saludo.

Y miro, con ojos de ave. Estupendo.


;)

Te paso un poema de Eduardo Galeano, que a lo más seguro conocerás:
"Rompo este huevo
y nace la mujer
y nace el hombre. Y juntos
vivirán y morirán.
Pero nacerán nuevamente.
Nacerán y volverán a morir
y otra vez nacerán.
Y nunca dejarán de nacer,
porque la muerte es mentira"

Un beso.
Codorníu

Tú crees que seríamos distintos si conociéramos nuestra fecha de caducidad? seguro que sí, que le daríamos importancia sólo a las cosas que de verdad la tienen. Un beso, María

...a más de una persona le desearía no tener recuerdos de la infancia... que bueno afrontar la vida sin pasado, sin memoria, sin lastres... con la luz siempre encendida....

besos sureños!

Llegué aquí buscando a 'El Perseguidor' de Cortázar, y bueno, ya sabes... "Andábamos sin buscarnos pero..." ¡Y eso me ha pasado con tu blog! Es maravilloso :)

Tu perfil es... ¡Buf!

Un saludo enorme paisana.

Inquietante metafora surrealista...
Gregor Samsa que se despierta escarabajo, Antonie Roquetin demasiado humano, y ahora un curioso polluelo naufragado de humanidad... Hay cosas que no cambian nunca

Muy interesante, mucho!!! La idea de nacer adulto y estar desposeído de infancia me parece terrible. La vida nunca significaría lo mismo... Me haces pensar...

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)