jueves

Tiempo arbitrario

Cuando al segundero del reloj que hacía girar la rueda de los años le entró pánico, el minutero no supo qué hacer. Faltaban menos de dos minutos para el año nuevo y el caos comenzó a extenderse por todos los artilugios de precisión. Sin embargo, como el tiempo no puede detenerse, la aguja de las horas le prometió todo lo imposible al segundero con tal de que no se parase.

Desde entonces, los segundos se volvieron tan caprichosos que a veces duran una eternidad en pasar. Y las horas son tan volubles que en ocasiones tienen más de sesenta minutos o muchos menos, por lo que ya no hay manera de saber a ciencia cierta en qué año estamos. De ahí que a lo largo y ancho del planeta, cada cual lo celebra cuando lo cree oportuno.
FELIZ AÑO 2009

A todos vosotros que con vuestras lecturas y comentarios hacéis de este lugar
un sitio muy especial.
Gracias.
María Coca
Imagen: Lex Jenkings

martes

Sociedad deformante

A tenor de sus cuadros él era un hombre atormentado. Sin embargo el pintor de seres deformes se sentía feliz.

Con el tiempo, pasó a ser conocido como el artista más angustiado de su generación y consecuentemente obtuvo una fama que ningún hombre feliz había logrado jamás, hiciese lo que hiciese. De hecho, en aquella sociedad los hombres felices no eran objeto de interés ni llamaban la atención. Más bien la repelían.

María Coca

lunes

Enigma



Toda mujer es un abismo
siempre por explorar
y jamás recorrida en su totalidad








María Coca
Imagen: Dina Bova

martes

Misión imposible

A ella se le acumulaban las ideas entre los dedos pero no sabía cómo expresar con palabras lo que sentía. Al fin y al cabo, son las palabras las que conforman la realidad y tenía pánico a crear un mundo irreal a través de sus letras.

Por eso decidió dedicar todos sus esfuerzos a escribir un diccionario de emociones del que, años después, aún se encuentra por la palabra Amor con mayúscula, sobre la que cada día escribe una sensación diferente.


María Coca

Imagen: Andreas Marx

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)