« Home | Ojo por ojo » | "Big Bang" » | Simbiosis » | Parcelas dimensionales » | Ceguera » | Flechazo » | Sueños etéreos » | Secretos inconfesables » | Amar para vivir » | Estigmas »

Miedo congénito

Cada vez que se sentía feliz asumía que a continuación iba a ser el hombre más desgraciado del mundo. No creía en los términos medios. Y tan fuerte era su convicción que él mismo procuraba sufrir lo máximo tras los breves instantes en que la felicidad le rozaba.

Lo tenía claro. Así que por tal motivo, el mismo día que logró llevar a la cama a la mujer que siempre había amado, le escribió una carta de arrepentimiento para que ella le odiara. Y todo por su miedo innato a la felicidad, el mismo que había heredado de su madre, quien acababa de enterrar a su quinto marido con el que había sido la mujer más feliz del mundo.


María Coca

Imagen: E. Madriaga

Es cierto María: hay personas que no "se dejan" ser felices, por miedo a la infelicidad; ¡qué paradoja!

Muy bueno, como siempre.

Besos

:) Reina

Una bomba. Esta reflex-entrada tuya es una bomba.

Lo malo es que no llega con saberlo, con descubrirlo, ni siquiera basta son saber qué dividendos se reciben por ello, qué compensación.

No basta. Hay nudos que parecen blindados. Al final, llega uno a la conclusión amarga de que tiene que ser así.

Un beso, amiga.

María... en el primer párrafo me sentí descrito :)), luego ya no.

Me gustaría ser feliz del todo, y no tengo miedo a la felicidad... tal vez lo que tengo es ceguera.

Besos.

la contradicción congénita: conocer las oscilaciones naturales del péndulo y balancearse en constante vértigo

un beso...

Es la inseguridad la que nos lleva a hacer esas cosas tan estúpidas...

saludos!

Tener miedo por estar bien, eso sí es un cáncer... ay!...

Un abrazo!

(retornando).

.. ay personas que por lo que parece, no saben ser felices, no vaya a ser que por un momento vayan a sentir la sensación de encontrarse bien.. y entonces, ¡que horror!.. ¡no quiero ni pensarlo!..
.. siempre haciéndonos hablar tu Tasca..
.. besos, María..

El miedo a la felicidad existe.
Mejor dicho el miedo a perderla en cualquier momento.

Besos.

Sí, eso pasa...

Cuando uno se siente absolutamente feliz no es tan extraño que aparezca el miedo... sobre todo cuando tu historia pasada no te acompaña...pero buff algunas acciones, como esa carta, son una muy mala gestión del miedo...

no sentirse merecedor de la felicidad hasta que punto de autosabotearse...

otra vez, esa intuición de que algunas de tus paradojas podrían ser muy útiles en una terapia psicológica...

besossss :)

O_O glup!! y este mal, como se llama?... es posible que lo sufra
;)

Raro comportamiento el de él. Casi nunca nos damos cuenta que la felicidad o los momentos a los que podemos llamar felicidad son pasajeros y luego, cuando ya no existe mas ese instante preciado, hay un hueco importante, doloroso por la ausencia.... Uno debería afrontar la felicidad en terminos de vivirla intensamente....cuando se tiene

Habemos muchos así, que limitante no?, el miedo a la propia felicidad....

fantastico post maria, e la caña. besotes

Curiosamente existe mucho miedo a alcanzar la felicidad.

Saludos

Me gusta más el primer párrafo...porque entiendo el miedo. El segundo es demasiado triste o demasiado radical. Un respiro, María, un segundo para una sonrisa. Mil besos desde mi orilla. Nos los daremos pronto ;-)

Yo también pido un margen para la sonrisa y el placer. Aunque luego sea preciso pagar el precio de aquella ledicia

Solo el que se libra del miedo es feliz y disfruta de las cosas sin preocuparse de lo que duren.
Besos

el miedo es el arma más poderosa y letal..cuántos darían todo por un minúsculo de valentía...

Saludos María!

María, personalmente yo le temo más a la desdicha que a la felicidad... Aunque no deja de ser un miedo, no sé si congénito.

Un beso desde el Mediterráneo.

con regalos así, mejor ser desheredado.

Beso!

el miedo nos induce a dejar de vivir tantas cosas, ese temor a sufrir nos impide ser valientes...

Pocas cosas hay tan terribles como negarse el derecho a que la felicidad persista.

Besines

a veces hay miedos que no nos dejan crecer...

Muy buenooo!

Anna.

Visite nuestro bar de autovenenos.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)