« Home | Sincronismos » | Elección » | Las madres no mienten » | Canales de incomunicación » | Miedo congénito » | Ojo por ojo » | "Big Bang" » | Simbiosis » | Parcelas dimensionales » | Ceguera »

Juego de disfraces

Se hizo mayor para que nadie se diera cuenta de que seguía siendo una niña. Y logró despistar a todos con su vestimenta y sus ademanes de mujer cansada de serlo. Pero cada vez que le era posible, se marchaba a la playa para pintarle las uñas al mar mientras esperaba la llegada de su príncipe azul. Sólo él podría sacarla de aquel cuento de realidad que tanto la aburría.


María Coca


Imagen: D. A. Suyamto

Muy bien hecho.
Para lo que hay que ver cada día mucho mejor vivir en el sueño.

Besos.

María, qué bonito lo de pintarle las uñas al mar!! Estás que te sales, guapa. Un besazo

Gracias, María, por haber franqueado mi puerta falsa. Tu blog es hermoso. Y como a ti, me alegra que compartamos predilección por las brevedades. Volveré por aquí con tu permiso.
Un saludo

Impresionante, María. Me quito el sombrero.

A veces siento que yo también estoy inmerso en un juego de disfraces, donde llego a olvidar quién soy, qué quiero o a dónde me dirijo...

Tu texto es genial, de principio a fin.

Besos.

cuántas mujeres hay así...
un besote

precioso, un beso.

Hermosa forma de engañar al mundo, antes de que éste te atrape.
Tan condensado y rico como siempre tu post.
Saludos de luna nueva.

Fantástico post, María.¿quien dice que nuestra vida está en esa aburrida realidad?
abrazos.

El autor de aquel cuento de realidad debía ser un escritor mediocre.

Besos desde el Mediterráneo, María.

Pronto sus castillos de arena tendrán inquilinos!

Un abrazo.

Ummmm!!: sí. Justo así.

Besos, María.

: ) Reina

Muchas veces la realidad nos aburre...a todos...pero eso es necesario para darnos cuenta de que es así, y es mejor pasar los dos días que es la vida divirtiéndote y viviendo el momento

saludos!

El muermo cotidiano... aquella calma chicha que tanto temen los marinos.

Pero si sopla un huracán inesperado, cuánto se echa de menos.

Besos.

Ojalá pudieramos moldear la realidad cuando no nos gusta.... o escapar para soñar refugiados en las olas del mar.
Saludos

Hermoso micro relato, con el que uno vez mas (vaya sorpresa jajaja) me he sentido totalmente identificada...

besos

Como siempre genial; eso de "pintarle las uñas al mar", buff.
Un besazo amiga.

Apareció un príncipe con las uñas azules y la sangre de color rojo vino, se cambiaron los trajes y ella se ríe provocando desconciertos entre los demás. El príncipe era mortal. Así que lo que sobrevivieron fueron las ganas de jugar (de ella).

Seguir soñando, seguir siendo una niña en nuestro interior y !no perderla nunca!

Pero es una válvula de escape esas huidas de la realida...

Bss

Bello realmente. En el fondo nuestro niño navega dentro y nos hace esas jugadas, ojalá lo escuchemos con atención y seamos tan valientes como para seguir las huellas que él sólo sabe marcar.
Abrazos, María. Gracias por compartir tu palabra con nosotros.

pequeñas cuotas de "demasiada realidad"

... el mundo y sus contradicciones.

Me gustó. ;)

:)
a veces hay q conformarse con un principe naranja XD algo es algo

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)