« Home | Clemencia » | La jefa » | Anarquía emocional » | El sin poder del dinero » | El desmitificado » | Juego de disfraces » | Sincronismos » | Elección » | Las madres no mienten » | Canales de incomunicación »

Letrosucción

Tenía la cabeza tan llena de palabras que nunca había escuchado el silencio. Y eso era algo que le quitaba el sueño. Dominaba perfectamente el uso de los adverbios y los adjetivos más idóneos para cada ocasión pero era incapaz de interpretar los silencios. Ese era su talón de Aquiles.

Por tal motivo, se sometió a una operación de reducción de vocabulario que le ha devuelto la felicidad al contemplarse frente al espejo y, por primera vez en su vida, quedarse sin nada que decir.


María Coca


Imagen: M. Pappan

...a mí me dejas sin nada que comentar. Ante tal derroche de imaginación y originalidad, me sobran las palabras.

Besos.

Bendito silencio.

una operación necesaria, sin duda...

la palabra sin silencio se convierte en inundación.

un beso, María.

A veces son tan difíciles los silencios, María...los ajenos y los propios.
Muy buen micro, un besazo desde esta orilla que también es un poco tuya

No es mala idea esa.
Me lo voy a pensar.

Besos.

Has descrito en pocas palabras el mal de nuestro tiempo, el no conocimiento o descubrimiento de nuestro ser, el que verdaderamente somos, donde está nuestra esencia. Siempre vamos por la vida, con rumbo fijo o sin el, pero envueltos en el ruido que produce nuestra mente y que maneja superficial pero profundamente nuestras vidas. Tanto ruido exterior, tanta información basura, tanta música, tantas palabras sin sentido nos llevan a no saber ni quienes somos.

"Plagiando" a mi adorado e inolvidable M. Benedetti: "Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio"...

Muy bueno , María. Besos. :) Reina

¡Genial!, sencillamente.
Un beso.

Paloma.

así me has dejado tú, sin nada que decir, o con mucho, pero no quiero pecar de no saber interpretar "tus" silencios.
besos

cUÁNTAS VECES NO TENEMOS PALABRAS, AUNQUE MEJOR, PORQUE CUANDO ABRIMOS LA BOCA...
UN BESAZO

Adoro el silencio ... cuántas veces he deseado hacerla la letrosucción a mis pensamientos ... pero a todo se aprende ... a silenciar sin matar y a interpretar los silencios.

Besoslinda

pd. me encanta tu capacidad de dibujar cositas con las palabras.

Espero que a ti no te suceda lo mismo, querida María. ¿Qué sería de tu tasca si se impusiera el silencio?

Besos desde el Mediterráneo.

Y si ahora hace un curso para manejar silencios, verá que el ‘pedazo’ potencial que tendrá en sus manos... y en su conciencia.

Un abrazo.

.. ( )...

.. besos..

Esto es buenísimo, esto y todo lo demás.
Te estoy leyendo. Acabo de descubrirte aunque ya te conocía de casa de Enrique... y mira qué bien he hecho viniendo a nadar un rato por aquí!

Pues nada, que pongo a secar la melena y vuelvo en otro momento!

Un saludo!

Así se queda muda al verse, claro que si!

Besicos

Y a mi, querida mía, no deja de sorprenderme lo bien que te manejas en estas distancias tan cortas.
Un abrazo.

Imaginación y originalidad. Es genial.
A mí me va el silencio. Aunque no me importa ser partícipe del “sonido”.


;)

me has recordado a Ada , la protagonista de "El piano" sólo que ella ese silencio lo poblaba con música...
Besos

Hola maría... ¡hermoso! Me dejaste sin adjetivos a mi ahora... me sumo en el silencio para leerlo nuevamente.

Bss

"Letrosucción" .... que vocablo mas preciso has resuelto; cuan común es lo que describes. Como siempre sorprendente y acertada.
Un abrazo amiga.

Alguien dijo aquello que somos esclavos de nuestras palabras y dueños de nuestros silencios.
Besos mudos.

Muchos de nosotros nos quedariamos aterrados si escuchasemos de verdad el silencio...

jajajja
sin palabras
jajajaj

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)