« Home | Enemigo público » | Letrosucción » | Clemencia » | La jefa » | Anarquía emocional » | El sin poder del dinero » | El desmitificado » | Juego de disfraces » | Sincronismos » | Elección »

Señales

A ella le diagnosticaron mirada felina al poco de nacer. Sin embargo, sus padres no le dieron mayor importancia, hasta que empezó a emitir aquellos extraños maullidos el día que le mostraron a su hermano recién nacido; tan pequeño e indefenso como un gorrión.


María Coca

Imagen: K. Buceatchi

¿Y tu mirada, María, también es felina? Mmmmm....

Besossss.

Me encanta la brevedad y la fuerza de tus relatos.Un profe en la universidad parafraseando al refranero español nos enseñó que: "lo bueno si breve, óptimo".
Y yo no voy a corregirle, así que así se merece calificar tus post.
Besos.
Paloma

Y si a eso ya le sumamos los celos de hermanos, la hemos liado ;)

Besicos

Bueno, se dieron cuenta a tiempo.

Besos.

Y las garras comenzaron a jugar con sus cabellos.

Excelente!

Besos.

"Oh, me pareció ver un lindo gatito!"
Seguro que el bebé diría algo parecido...

Genial!

Un abrazote de una que tiene ojos de gato...! Miauuuuu!

Ñaaaaaaaaaaaaaaaam y se lo zampo!!! jajajajajaja

Brutal la foto niña.

.. menos mal que has cortado a tiempo.. sino los padres igual dicen: guau, guau..
¡que colección!.. esa familia casi pueden montar un zoo.. :-)
.. besitos, artista.. (y buena semana!)

Jajaja se lo comio?
Pufff jajaja que ingenio Maria.
Muack

Antes que nada, y lo digo con envidia, ¡que hermosa fotografía... ¿quien las hace?

Conozco a través del blog las imágenes que subes. los escritos llenos de vida, pero no te conozco a ti.. algun día será???

No pude evitar emitir unos grititos ahogados al terminar de leer tu post
;)

uyuyuy pobre hermanito...

:)

¡Genial, María! qué imaginación...
un besote

Una cuna llena de plumas... Mala señal.

..y lo que me alegro en estos momentos de ser hija única...

Genial!

Beso!

Pues ya verás cuano le de por arañar los muebles, ya verás...

Lo bueno de los gatos es que son tranquilos y no te hacen nada si tú a ellos tampoco... lo malo es que siempre hay que ir detrás.

Besos desde la otra orilla

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

¡Hola! Llevaba un tiempo sin visitarte y veo que me he perdido muy buenos relatos. Ya me he puesto al dia y he puesto algunos de ellos entre mis favoritos. No volveré a dejarte tanto tiempo jajaja.
Besos

Sigo aquí, como la garza blanca, invisible en el campo cubierto de nieve. Mi tiempo -ahora- es de semillas enterradas.

Nada de gatos.

Te leo, no lo dudes.

Un beso, amiga.
Codorníu

Uy, María, qué miedito.... Inesperado el final, como un maullido de esos terroríficos en mitad de la noche!
Besos

"...tan pequeño e indefenso como un gorrión". Uy, mal futuro le auguro.
Magnífico texto, María. Maravilloso relato con un final brillante. Y te sobraron millones de palabras. Espero que las utilices para más historias, porque vendré a por ellas. Un beso.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)