lunes

Irreversible

Cuando quiso poner el punto sobre la i ya era demasiado tarde. La vocal se había convertido en consonante dejándose crecer la melena para liarse con una ele y ambas se hicieron elle sin más.


Aquello fue el principio del fin del abecedario. De golpe y porrazo, todas las palabras que llevaban la letra i dejaron de pronunc arse s n más.


María Coca
Imagen: Axel Bueckert

miércoles

Libre Albedrío


El miedo a la libertad
crea jaulas
en las que sentirnos a salvo
de cualquier eventualidad




María Coca

Eslabones de la cadena

Cuando llegó, era la viva imagen de su padre. De niño pasó a tener los ojos de su madre y ya de adolescente, el carácter taciturno de su abuelo paterno.

Ahora a sus ochenta años, acaba de descubrir los papeles de su adopción y desolado por la noticia, ha dejado de comer. Justo como hizo su tío materno cuando llegó a esa edad.


María Coca

Imagen: R. Farnham

lunes

Invierno en la piel


Tengo ganas de estar contigo
ahora que la vida se encoje de frío
y se arrugan los días
sin tu calor junto al mío




María Coca

Imagen: M. Crawford

miércoles

Amor de Fábula

No consigo recordar qué es ni qué forma tiene un hada. Por eso cuando ella me dijo que su tatuaje en forma de alas la hacía parecer un hada me quedé en silencio. Pasé el dedo sobre su espalda alada y la besé.

Desde entonces vivo encantado con su magia. Ya ni siquiera me aflora el mal carácter típico de los ogros. De todas formas, tampoco ella sabe qué es un ogro. Sin duda, la nuestra es una historia de amor de fábula. Dejémoslo así.


María Coca
Imagen: Z. Lisicki

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)