lunes

Clemencia

Más allá del mar está la nada. Él lo sabe desde que su padre desapareció un día en el océano y no regresó. Se lo tragó la nada, le dijeron. Al poco, por causas que nunca entendió naturales su madre murió. Desde entonces, cada tarde se asoma a la orilla del mar por si la nada se apiada de él y le devuelve a su padre, ahora que se ha quedado solo.



María Coca


Imagen: Lars Raun

La jefa

Al levantar el vaso fue cuando lo vio. Él parecía querer decirle algo o al menos eso pensó ella antes de darse cuenta de que aquel hombre era el nuevo becario del departamento comercial. Por lo visto, se ahogaba en un vaso de agua, así que sin más, se lo tragó.




María Coca



Imagen: Teresa Zafón

martes

Anarquía emocional

El día que me senté frente a todos mis estados de ánimo sólo conseguí un fuerte dolor de cabeza cuando mi ansiedad empezó a tirar del pelo a mi tristeza. Después de todo, esta clase de reuniones sólo sirven para alimentar rencillas del subconsciente. Por eso he decidido que de ahora en adelante, se acabaron las terapias de grupo dentro de mi cabeza. La democracia, en el terreno de la psicología, perjudica seriamente la salud.



María Coca

lunes

El sin poder del dinero

A ella le sobraba clase pero no tenía con quién derrocharla. Por eso se acostumbró a las relaciones de talones nominativos. Ellos la adulaban y ella se dejaba querer como si de verdad fuera amada. Después los despedía. Odiaba que alguien pudiera contemplarla al despertar, cuando sólo era una mujer maquillada de soledad.



María Coca



Imagen: Fabrizio R.

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)