« Home | Miedo a lo desconocido » | Estrategias » | Interrogante » | Precaución » | Rebeldía » | Nostalgia » | Sublevación » | Compensación » | Pasión » | Año Nuevo »

Pérdida demencial

En un instante de locura, perdió la poca razón que le quedaba. No supo dónde la puso: si bajo sus ídolos resquebrajados al fondo del cajón o junto a su identificación fiscal sumergida en la bañera. La buscó con ahínco por todos los rincones de la casa.

Desempolvó títulos académicos, redescubrió cartillas sanitarias y papeles escritos con el corazón pero lo que buscaba no apareció. Y desde entonces, corre por las calles como un loco pidiendo la razón a cualquiera, con el fin de recuperar su cordura.


María Coca


Imagen: M. Harms



Más locos que cuerdos.
Muchos más.

Besos.

La razón, cuando se pierde, se evapora. No hay modo de recuperarla. Y tal vez sea mejor así.
Muy bueno, aunque algo triste (o quizá por ello)

Besos

Hay una razón que se usa, o no, y otra que se tiene, o no. Esto le da al microrrelato una doble lectura, o no, que lo hace profundo y entrañable, o sí.

Besos del doctor

Una vez que se pierde... el camino de vuelta es muy muy muy complicado.

Besos.

Eres verdaderamente excepcional con estas pequeñas historias cotidianas en las que no sobre ni falta nada.
Con respecto a la historia, no se qué decirte...quizás viendo lo que nos rodea probablemente pueda pasar mas desapercibido estando loco...Si recupera la cordura, igual el grito al ver la realidad se oye hasta en Japón...:) :) :)
Me encantó.
Besos.
Paloma.

Dile que no la recupere... si total, pa lo que sirve...(la cordura)

Besicos

Dicen de la locura algunos, que es un mecanismo de ciertas mentes, que asomándose al mundo decidieron mirar a otro lado porque no pueden resistir lo que ven.Creo que para vivir se necesita cierta dosis de locura, si no, nos extinguiríamos.Me gustó y mucho.Besosss relocos

a veces pienso "bendita locura"...
besillos

El protagonista de "El lobo estepario" entra en un tugurio que tenía en la puerta un cartel:

"La entrada cuesta la razón"

Todo un lujo. Enhorabuena.

Besos.

Algún los locos dominarán el mundo, y lo que es más: serán reconocidos.

Besos hasta tu orilla...

La razón está sobrevalorada. Yo creo que debería de aprender a vivir sin ella.
Sonrío.

En cada texto te superas

Besos!!

Conozco a muchos a los que les sobra razón, la tienen en exceso. (¿Me incluyo?). Se podría compartir algo.

Y a ti, querida amiga, lo que te sobra es imaginación. Afortunadamente...

Un beso fuerte desde el Mediterráneo.

Hola!!

Permiteme presentarme soy administrador de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría poner el link de tu blog en mi directorio y así puedas tener una opcion mas a incrementar tus visitas a diario.

Esperando su pronta respuesta

Jacob.
jacob.cm@hotmail.com

Tremendo estado, María. Desesperante. Y aquí no cabe aquello de "darle la razón como a los locos". O sí, pero no ese tipo de razón. Muy bueno!
Un abrazo.

Alguien la encontró, pero eso no se devuelve tan fácil como una cartera o unas llaves...

A ver cuando montan una oficina de razones perdidas, para pasarme por ella.
Besos con razón o sin ella.

muy bueno tu texto, y la imagen también
felicidades!!!

A veces son más cuerdos los supuestos locos...En tu texto se siente la poesía de esas almas perdidas en medio de todo un mundo que los abandona. Me gustaría tener un cajón especial donde aparecieran por arte de magia y amor todos los caminos y objetos amables, perdidos, que los conduzcan de regreso a la realidad aún y con todas sus crueldades.
Gracias por este regalo María. Me fascina leerte. Abrazos

María Coca, Gracias por visitarme y con eso invitarme a estar aquí. Miro, con tristeza que he dejado pasar muchas entradas tuyas... pero esta es muy interesante. Ahora descubro que tienes una capacidad para describir cosas que realmente suceden en la vida como si fueran una fantasía o algo extraído del surrelismo.... Esto del cordón umbiical es tan real y tan devastador, entre varones y mujeres que no se arrancan la teta, la ubre o como la querais llamar...
Es una realidad que suceda a cada momento en el que las madres, con demasiado amor, son incapaces de liberar a los hijos hacia la vida.
Excelente post.. y las fotos, como siempre, insuperables... Esas manos de el, pero sobre todo las de ella, que hermosas....

Le prefiero corriendo por ahí a anclado a sus ídolos, sus títulos académicos y su identificación fiscal. No me parece triste este texto. Me resulta inspirador. Abrazos, compañera.

Al menos no soy la única que pierde razones... aunque mi camino es un poco inverso, hasta ahora nunca deseé salir a buscarla.
... me encanta, bello blog.
Besos a lunares, hasta la próxima visita :)

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)