lunes

Sublevación

Aquel personaje quería convertirse en persona. Era su mayor anhelo. Así que, con mucho esfuerzo y algo de pericia, se arrancó las dos últimas letras que le sobraban para que su vida fuera cierta y una noche que su autor dormía plácidamente, las lanzó al mar.

Al día siguiente, su creador se despertó con una extraña sensación de vacío. Pero lo más curioso de todo fue que al reanudar la historia de su personaje, sólo sentía unas irrefrenables ganas de reír: "je, je, je".



María Coca

Imagen: Jaap Voets

Compensación

Los mejores treinta segundos de su vida le sirvieron para compensar el resto de su existencia. Sabía de pocas cosas pero tenía la certeza de que la felicidad más completa era la más efímera. Por eso movió el rabo con profusión mientras aquel humano le acariciaba.





María Coca





Imagen: W. Kwiatkowski

viernes

Pasión

Sabía que su existencia se consumía rápidamente pero era feliz. Tanto que aquel presente se le antojaba eterno.

Cinco minutos más tarde, ya se había consumido con el sabor de sus labios como vestigio del deseo. Y de ser amante que mata y muere por amor, se convirtió en otra colilla más en el cenicero, junto a las cenizas de aquella pasión.



María Coca



Imagen: M. María

lunes

Año Nuevo

En aquella ocasión hubo huelga de años y 2009 no quiso irse. Por eso el año nuevo no hacía más que gritar y patalear exigiendo su derecho a reinar en los almanaques. Pero toda aquella algarabía no sirvió para nada: el saliente no quería ser depuesto así como así.

En medio de aquella crisis cronológica y visto lo visto, los meses decidieron dejar de ser siempre correlativos los eneros con los febreros y los julios con los agostos. Al poco llegó el motín hasta los días y el uno decidió que quería ser el diecinueve. El catorce el veintitrés y por supuesto nadie quería ser el veintinueve de febrero.

Ante semejante caos, los hombres decidieron tomar cartas en el asunto y dejaron de otorgarle tanto poder al tiempo para vivir en el presente. Sólo entonces, años, meses y días entraron por fin en razón y dejaron su revolución postergada al menos, hasta el año que viene.

Ahora sí: FELIZ 2010


María Coca

Imagen: Lucian B.

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)