lunes

Fondo de Armario

Tras la ducha diaria, abría el ropero y esperaba a que fuera la ropa la que lo escogiera a él. Contemplaba toda su vestimenta en silencio. Unas veces era la camisa melancólica la que lucía, otras los pantalones irascibles. Algún día, la corbata soñadora y muchos otros, la triste chaqueta gris.

No era cuestión de colores ni formas, sino de un trasfondo emocional que las prendas le transmitían de algún modo. Siempre había sido así, hasta que cierto verano decidió bañarse en el mar sin el bañador nostálgico. Sólo entonces, desnudo de influencias, se sintió él mismo frente al mundo. Liberado al fin, pero indefenso y sin personalidad alguna, le entró el pánico y sin saber quién era realmente sin su ropa, se ahogó.


María Coca

Imagen: J. Van Eden

jueves

Lenguaje universal

De repente la magia se esfumó. Justo cuando sus cuerpos dejaron de expresarse y comenzaron a conversar. Ella le contó lo que sentía y él tuvo miedo. Seguidamente, él le relató lo que pensaba y ella se asustó. Más tarde, -ya en silencio- se amaron de nuevo con el lenguaje del cuerpo. Desde entonces, nunca más volverían a dirigirse la palabra.


María Coca


Imagen: Martin. M. Gatti

lunes

Sin fronteras

A ella tanta realidad le aburría. Por eso no paraba de leer libros que contaban historias ficticias. Y tuvo un amante ficticio, un hijo ficticio y una familia que siendo irreal, fue la mejor que había conocido nunca. De hecho, dio tanta alas a su imaginación que cierto día salió volando. Desde entonces nadie la ha vuelto a ver, fuera de los libros.


María Coca

Imagen: A. Kharlamov

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)