lunes

Geografía del amor

A él le atraían las mujeres abismales. Necesitaba perderse más allá de sus ojos y sus brazos. Más allá de sus palabras y silencios. Por eso se enamoró de ella, al contemplar de cerca el vasto abismo que se escondía tras su mirada.

Se aventuró a descubrir cada uno de sus horizontes laberínticos: desde el amplio valle de sus certezas, pasando por los deseos montañosos que siempre le ocultaba, hasta llegar a los acantilados de sus emociones. Un viaje en el que aún hoy sigue enfrascado, tras más de cincuenta años de vida en común, mientras ella lo observa al mirarla y le da la mano para que no se pierda.


María Coca

Imagen: B. Calin

martes

Cambio radical

Sin razón aparente, la madre naturaleza nunca le ha querido y él lo sabe. Por eso se oculta de todo y de todos a la espera de un Kafka que le metamorfosee en insecto o en cualquier otro animal. Da igual. Como humano, está claro que no es más que un bicho raro.


María Coca


Imagen: D. Buchel

lunes

Solidaridad vecinal

Justo al llegar a casa, se encontró con el muerto en el salón. Y al verlo allí sentado, no le importó ni quién era ni cómo habría llegado, sino qué haría con él. Tenía claro que no llamaría a la policía para evitar preguntas sobre las que no tenía ninguna respuesta. Así que prefirió pasarle el muerto a otro vecino, como de costumbre. De hecho, entre el vecindario lo normal era escurrir el bulto, por lo que al mes siguiente, cuando halló aquel maletín repleto de dinero, lamentó tener que pasárselo al vecino del quinto. La convivencia tiene estas cosas.


María Coca

Imagen: R. Macalaay

miércoles

Peligro de extinción

Para ser un unicornio es bastante real. Todos están de acuerdo. Pero la opinión de los seres mitológicos a él no parece importarle. Está cansado de tanto cuento. De vivir siempre en la fantasía de cualquiera, como justo ahora que tú piensas en él desde la primera frase.

Sssssss. No levantes la voz. Que crea que lo estás viendo delante tuya. Haz un esfuerzo. Cualquier cosa con tal de que no se espante y desaparezca para siempre de nuestra imaginación.


María Coca

Imagen: M. Gagnon

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)