miércoles

Escaleras sin pasamanos

Justo al llegar al último escalón de su vida, miró hacia atrás y deseó haber vivido todas las situaciones que desechó en su momento. Anheló haber tomado las decisiones contrarias que le hubieran llevado a subir otra escalera diferente. Por eso trató de bajar los peldaños con sigilo, sin que el tiempo se diera cuenta. Pero al tratar de ascender por la que un día rechazó, los escalones se desmoronaron y se precipitó inevitablemente hacia el espacio, concluyendo su existencia con un definitivo final indefinido.


María Coca

Imagen: A. Mikulski

martes

Evidencia

Como no tenía ni un pelo de tonto, su padre siempre ordenaba que se lo cortaran al cero. Y creció sin saber el por qué hasta el día en que su progenitor se marchó de casa.

A partir de entonces, a medida que le crecía el cabello, supo que después de todo, aquel abandono fue lo mejor que podría haberle ocurrido a su madre para pasar más tiempo con su tío Anton que, curiosamente, tenía su mismo color de pelo.


María Coca


Imagen: Lucian B.

lunes

Especies en extinción

Mientras espero que la sopa se enfríe, miro la televisión para distraer la ansiedad. Alguien dice que cada vez es mayor el número de especies en extinción. Aparecen monos con expresiones humanas. Muevo el caldo frente a los ojos de una foca que parece pedirme ayuda. Entre tanto, las cifras que ofrece la presentadora se evaporan con el humo del consomé. Las especies buscan otros espacios para sobrevivir, escucho.

En ese momento, me doy cuenta de que un pequeño tiburón me mira desafiante dentro de mi cuchara y abre la boca cuando ya es demasiado tarde para que yo la cierre.


María Coca

Imagen: B. Goossens

Tensión vital

La soledad le amaba con locura. Y él, se dejaba querer por costumbre, sin esperar demasiado. La suya, no era una soledad difícil de llevar, por lo que en aquel nido de amor, reinaba la paz.

Una armonía sin estridencias que se esfumó en un instante el día que ella lo descubrió en compañía de otra. Desde entonces, los amantes nunca se separan el uno del otro. Viven juntos y en constante alerta por temor a encontrarse solos frente a la soledad.


María Coca

Imagen: S. Bizyaev

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)