martes

Palpitaciones

A pesar de su amnesia, la reconoció por la memoria del tacto. No necesitaba verla ni oírla para saber que se trataba de la mujer que una vez recorrió con los mismos dedos que ahora le palpitaban. Pero ella que prefirió olvidarle, se alejó deprisa tras haberle rozado por casualidad. Y él cerró los puños temblorosos mientras sonreía al pensar que a veces, la hora punta en el metro puede resultar la más mágica de todas las horas.



María Coca

Imagen: Canelle

jueves

Amor emocional

Lo que él ama de ella es su forma de expresarse. Está perdidamente enamorado de ese mundo etéreo que ella representa con palabras. Sus frases. Sus escritos. Adora su estilo y hasta suspira con los finales abiertos. Todo lo demás: ella en sí, no le dice nada.

Lo que ella ama de él, en cambio, es tan sólo su manera de halagarla. Esa forma apasionada con la que parece revivir sus escritos y que le sirve de inspiración para seguir escribiendo. Todo lo demás: él en sí, no le dice nada. Pero ninguno puede vivir alejado del otro. Y se miran y se tocan y se besan como medio para alcanzar el amor que ambos se profesan.



María Coca

lunes

Infideleidades

Lo único que jamás revelaría a su esposo era la existencia del amante imaginario. Y no lo haría porque sabía que aquel secreto era la piedra angular sobre la que se asentaba su matrimonio. No es que no quisiera a su marido. No. Le había prometido compartir la existencia y eso hacía. Pero nunca le prometió abrirle las puertas de su imaginación.

Puestos a escoger, ella habría escogido al amor etéreo sin dudarlo. Ese amor ideal que le apasionaba y con el que soñaba. Sin embargo, su marido nunca la obligó a realizar tal elección, puesto que desconocía la existencia de aquel rival que le aventajaba en todo salvo en realidad. Y sin saberlo, protagonizan un triángulo amoroso perfecto. De hecho, sus descendientes no hacen más que elogiar el gran amor que se procesan sus padres desde hace más de cuarenta años.


María Coca

Imagen: V. Bourrunt

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)