lunes

El ansiado momento

Por fin había llegado el ansiado momento. Le tocaba pedir la jubilación y marcharse. Y no le había resultado fácil conseguirlo, en absoluto.

De hecho, por poco le obligan a seguir trabajando, dada la situación de crisis económica. Sin embargo, el 2010 ya estaba muy cansado y no hacía más que repetir que a partir del 1 de enero, le tocara a otro madrugar durante los 365 días del año. "Con suerte, -decía- hasta consigue que le paguen las horas extras y todo."


FELIZ AÑO
2011









María Coca

Imagen: E. Senatore

Dulces sueños

Al despertar de un sueño idílico se percató de que seguía en el lugar soñado. Y tuvo tanto pánico que deseó volver a abrir los ojos en su realidad. Haría lo que fuese. Cualquier cosa antes de condenarse a soñar a partir de ahora con la cotidianidad: su jefe y los quebraderos de cabeza para llegar a fin de mes.


María Coca

Imagen: M. Thorlacius

martes

Reconversión

Como aquella vida de perro no era para él, decidió probar suerte en otra parte. Abandonó a su amo -del que nunca comprendió su desaforada pasión por la caza- y se alejó en busca de otro humano que se le pareciera un poco más. O al menos, dada la situación de crisis, que en vez de perdices, le pidiera llevarle las zapatillas.


María Coca

Imagen: D. Klimczak

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)