« Home | El Tiempo pasa » | Pura Inercia » | Cuento real » | Nueva cosecha » | Afortunado infeliz » | Cuestión de suerte » | Dueños que se parecen a sus perros » | DistanciaDos » | Herencia » | Canales de incomunicación »

Deseos peligrosos

Cuando se despertó, él aún seguía allí, como el dinosaurio de Monterroso. Y se juró a sí misma que nunca más volvería a pedirle al hombre de sus sueños que la acompañara. De pronto el miedo la embargó. Fue entonces cuando deseó con todas sus fuerzas que su marido no despertase antes de que aquel hombre desnudo saliera de su realidad y de la cama conyugal.



María Coca

Imagen: K. Lomonosov

Pues está muy claro que no era el de sus sueños. Si lo hubiese sido ni marido ni hostias.

Lo malo de "el hombre de los sueños" es que siempre desaparece al despertar...

Soñar, sentir,... quizá vivir.

pd.- Sí. El viernes presento en tu ciudad, María. Será en La Fuga Librerías a las 21h. ¿Vendrás?
Sonrío.

Jajajaja, si, mejor que el marido no se despierte.

Besos.

De sueños también se vive, seguro!
Fantástico!
Besos!!!

Estaba mejor dormido:)
Besos.

Me gusta.No está nada mal hacerse esa promesa, aunque para llegar a ella tuvo que dejarle entrar en su cama y vivirlo.Un beso, María.

¡¡Dos dinosaurios en una misma cama!! eso si que es una suerte ;:)

Besicos

Hablando de utopías, esta es una de ellas...

Perfecto!

María, Fuerte abrazo.

Anna.

Cuando amanece y despiertas toca inventariar los sueños, y a veces, las pesadillas...

Ja jaaa, divertido en tan pocas líneas. Me encantó, María.
Besos.

¡Magnífico! Me gusta; es perfecto. Me encanta el guiño Monterroso.

Buenísimo. No sé como lo haces.

Un beso.

deseos, miles, millones de deseos! que no falten, peligrosos, dulces,timidos, negros, azules, y sobre todo que no falten los mejores de todos..los incofesables.

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)