« Home | ¿Realidad o ficción? » | Autodefensas » | Consignas » | Sherezade » | El vividor » | Mundos desconocidos » | Dicen » | Lo malo conocido » | Deseos peligrosos » | El Tiempo pasa »

El felino prudente

El gato al que sólo le queda una vida, mira a la gata con deseo. Decide saltar sobre ella, amarla apasionadamente y convertirse en el padre de su próxima camada. Y justo antes de dar el paso, recuerda que tanta pasión es perjudicial para su salud. Pero es un animal de costumbres y volvería a morir las veces que fuera entre las patas de aquella felina.

En ello está cuando aparece un automóvil que no ve llegar y resulta arrollado sin pasión ni emoción alguna.



María Coca

Imagen: A. Vahrushew

Ah, pero... no es justo, entregó su última vida a la mejor de las pasiones, le tenía que haber sido concedida.

¡Pobre gato que no vió el automóvil!... será que la pasión nos ciega.

En todo gato pervive un deseo de vivir que ya quisiéramos para nosotros tal alma felina. Me gusta este micro y también los gatos. ¡Malditos coches, y malditos roedores!

A veces la pulsión es mejor que la prudencia.Pobre gata también que no pudo llegar a disfrutar del momento.Genial tu historia gatuna,María.Abrazo

Joe, pobre gato.. podría morir haciendo el amor pero...

Besicos

Dice el refrán que a todo cerdo le llega su San Martín...deberíamos poner un santo para estos gatitos...gastan sus siete vidas, aunque de buen modo a juzgar por tu felino...
Besos!

Y la gata se fue con otro...
Como la vida misma.

Besos.

:____( DOLOR

No hat que dudar. En el amor y en la guerra, no valen dudas.

Los gatos son extremadamente ágiles. Yo le buscaría otro final más probable: al ser arrollado por el auto, se engancha a los bajos y, el otro gato (que resulta ser gata), el hidráulico, le da la mano y le eleva hasta el maletero. Ahí se recuperan del susto durante un tiempo... hasta la próxima.

(Como yo)

Un beso.

Y asi paso otra vez, de las 9 vidas que le conceden 8 a muerto de la misma manera... dudando entre vivir o mediovivir
Ja!

Al límite... no es una mala manera de vivir, aunque conlleva riesgos...

Sigo sin entender a los gatos (en general)

Besos desde la otra orilla...

Puede que tener siete vidas haya hecho que se olvide de valorarlas.

Un saludo
Ehse

como admiro a ese gato que jamás temió perder ninguna de sus vidas, que vivió siempre movido por la pasión...olé sus felinos bigotes!

bsssssss

A eso se le llama "morir de amor".

Un saludo.

Oski

:(

cuando la pasión nos ciega y mata

:(

Me parece injusto pero porque creo que iba a lanzarse en brazos de su amor finalmente, sólo estaba reflexionando. Entiendo que la idea es que no podemos pararnos ni a pensar, hay que decidir rápido. Y yo no soy así. Ains :(

Me ha encantado tu blog, by the way. Diseño, contenido y conjunto. A blogroll que va :)

Se nos gastan las vidas de usarlas tan poco, pocos son los que las gastan, sin merecerse tal destino.

Uf! cuanto tiempo sin viajar por la blogosfesra.


saludos,

;))

Publicar un comentario

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)