jueves

Homenajes


Su repertorio musical siempre concluía con la misma sonata. Una melodía que su mujer pensaba ideada para ella y sonreía satisfecha al escucharla. Él, sin embargo, lloraba por dentro al recordar la primera vez que la tocó sobre el cuerpo del amor de su vida.


María Coca
Imagen: A. Murray

Auto-psia

A menudo se convertía en un auténtico desconocido para sí mismo. Le gustaba indagar en el lenguaje indescifrable de sus emociones. Sondear con la razón los vericuetos de sus sensaciones y aprobarse con un suficiente para seguir adelante. Hay personas que se miran en los demás para conocerse pero él no era de esos. Le gustaba autoanalizarse aunque, en la mayoría de las ocasiones, terminaba por hundirse en el abismo de su propia identidad.

Ese día, sin embargo, se asustó al contemplarse en el espejo y observar el pozo oscuro de sus ojos. Le vino a la cabeza el famoso retrato de Dorian Gray y un escalofrío recorrió su alma. Sus ojos empezaban a sacar a flote su lado más deplorable. Y se asustó tanto que desde entonces jamás ha vuelto a sumergirse en aquel que también es y que amordaza en el lugar más recóndito de sus temores.

A día de hoy, es un don nadie cualquiera. 


María Coca
Imagen: E. Elisen

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)