martes

Sobre equilibrios que desequilibran


En cualquier lugar, los donantes se cuentan por millares. La gente se ha vuelto generosa, aunque es una generosidad interesada. Nada es gratis y donar emociones tampoco. 

Los apasionados en exceso acuden a lugares habilitados por la OMS para transferir pasión a los más necesitados. Los alegres para dispensar alegría a los más tristes. Y los extremadamente sensibles, con el fin de regular el punto justo de sensibilidad. Todos buscan el equilibrio emocional para evitar el sufrimiento. O como dice la OMS: para paliar el dolor del alma.

Poco a poco, la población mundial se autoregula según las directrices apropiadas de emociones. De forma sutil, las personas se vuelven equilibradas. Todos se emocionan como deben. Y justo entonces,  en plena armonía, el aburrimiento se vuelve una pandemia que provoca el mayor desastre jamás conocido en el planeta tierra.

Sobre mí

  • Maria Coca
  • Sevilla, Spain
Datos
Tú no eres como los demás niñ@s -decía mi madre- Y si no puedes sobrevivir en este mundo, mejor será que te construyas uno propio. (J. Winterson)